¿Cómo puedo tratar la anemia?

Existen varios tipos de anemia, pero la más común es la ferropénica que aparece cuando nuestro cuerpo tiene niveles bajos de hierro. Los síntomas más frecuentes son cansancio, dolor de cabeza, falta de concentración, mareo, uñas quebradizas y/o palidez entre otros.

El hierro es un mineral indispensable en nuestro organismo y se encarga principalmente de formar las proteínas de los músculos, la hemoglobina (proteína de los glóbulos rojos de la sangre) y los huesos, además ayuda a transportar el oxígeno que nuestro cuerpo necesita. Por eso niveles saludables de éste mineral contribuyen al buen rendimiento físico y mental.

Hay ocasiones en que necesitaremos un suplemento de hierro según nuestro médico estime oportuno, pero es muy importante la reeducación alimentaria para tratar la anemia y evitarla.

En la dieta no sólo hay que tener en cuenta el contenido en hierro de los alimentos si no también el tipo, pues nuestro organismo no aprovecha igual los diferentes tipos de hierro: el hierro hemo que está presente en  los alimentos de origen animal como carnes, pescados o mariscos y el no hemo que está presente en los alimentos de origen vegetal como legumbres, frutos secos, verduras verdes o cereales integrales (la yema de huevo también, es la excepción).

El organismo es capaz de absorber mejor el hierro hemo, si bien la absorción del hierro no hemo puede mejorarse si se combinan con alimentos que contengan vitamina C como por ejemplo las frutas cítricas, melón, pimiento, verduras de la familia de la col…y alimentos que contengan proteínas.

También conviene tener en cuenta que hay alimentos que entorpecen la absorción del hierro no hemo como los fitatos, oxalatos y taninos presentes en el salvado de trigo, espinacas, té y café entre otros.
A continuación, se presenta un menú no solo rico en hierro en cuanto a cantidad, sino también en cuanto a calidad, ya que los alimentos se han combinado para que el organismo obtenga la mayor cantidad de hierro posible.

Desayuno
Vaso de leche con copos de avena natural
Naranja

Almuerzo
Nueces con requesón

Comida
Ensalada de tomate.
Garbanzos con espinacas.
Merluza al horno con cebolla.
Yogur

Merienda
Kiwi
Pan integral con pechuga de pavo.

Cena
Ensalada de endibias con anchoas.
Revuelto de espárragos trigueros y ajos frescos.
Fresas