Comer bien en Navidad

 

 

 

 

 

En la época de Navidad hay muchas celebraciones alrededor de la mesa, con alimentos y bebidas en la mayoría de los casos no saludables. Pero a pesar de tener excesos éstos días  se puede afrontar las celebraciones de un modo más equilibrado, sin renunciar en ningún caso al placer del disfrute de los más típicos platos y preparaciones navideñas.

Aquí os dejo unas recomendaciones nutricionales que seguro os pueden servir de ayuda:

 

  • Procurar no llegar al momento de la comida especial con un gran apetito. Para ello, tomar una media mañana o merienda con la suficiente antelación. Las opciones adecuadas se centran en snacks saludables y saciantes, como frutas, frutos secos crudos o lácteos naturales, entre otros.
  • No dejar de lado las pequeñas ocasiones para realizar una actividad física moderada, como caminar.
  • Tener muy en cuenta las bebidas alcohólicas por sus efectos en la salud y por su aporte de energía extra con calorías vacías. Hay que procurar sustituir, al menos, parte de la bebida por agua.
  • No romper con nuestra rutina habitual. Así será mucho más fácil adoptar hábitos nutricionales saludables el resto del día.
  • La capacidad de planificación puede ser una gran aliada en esta situación. Es preferible saber con antelación lo que hay para comer y así ir pensando las opciones que tomaremos para hacer elecciones más saludables, siempre atendiendo a nuestros gustos.
  • Escucha tu cuerpo. Lo mejor es detenerse y valorar si tenemos hambre o ya estamos saciados, para eso el comer despacio, hablar de un tema agradable en la mesa o esperar a la hora de repetir un plato podrá ayudarnos.