Déficits nutricionales

Cuando tenemos déficits nutricionales, bien sea porque nuestra alimentación es desequilibrada o bien porque estamos pasando por un momento en el que nuestras necesidades están aumentadas, generalmente se ve reflejado en nuestro aspecto físico. En estos casos es necesario un asesoramiento nutricional para solucionar el déficit a través de unas recomendaciones nutricionales específicas.

A menudo no relacionamos los signos físicos con nuestro estado nutricional, y es que nuestro cuerpo nos manda señales continuamente

A continuación muestro unos ejemplos de signos físicos que pueden significar una malnutrición:

  • Cabello: ralo, con manchas, se cae con facilidad.
  • Cara: manchas en las mejillas, piel descamada en boca y nariz, glándulas parótidas (salivales) de gran tamaño
  • Ojos: arcos corneales, membranas rojas, fisuras/manchas en los párpados
  • Boca: labios hinchados, fisuras en las comisuras de los labios, encías sangrantes y con manchas oscuras
  • Piel: escamada, seca, con manchas
  • Manos: uñas con forma de cuchara, uñas frágiles

Además de las consecuencias físicas que observamos en nuestro cuerpo también hay otras consecuencias de la alimentación deficiente que interfieren de formas más o menos grave en nuestra salud:

  • Pérdida de masa muscular que conlleva a la aparición de la fatiga.
  • Reducción de la fuerza de la musculatura respiratoria: más dificultad para respirar y expectorar: incremento del riesgo de infección respiratoria y de insuficiencia respiratoria.
  • Mala cicatrización de las heridas.
  • Deterioro de los mecanismos inmunitarios: mayor riesgo de infecciones.
  • Aparición de osteopenia y osteoporosis prematura con un mayor riesgo de fracturas óseas

Éstos déficits se pueden deber a una ingesta escasa de proteínas, de hierro, calcio, zinc, vitaminas A, C o del grupo B, falta de hidratación, entre otros nutrientes. Por ello es conveniente observar y escuchar nuestro cuerpo, para poder hacer una intervención nutricional cuanto antes en manos de un nutricionista.