Las personas con un Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA) olvidan todo lo relacionado a una correcta nutrición, desde las veces que hay que comer hasta los alimentos que se deben ingerir en cada comida, además adoptan prácticas perjudiciales durante el proceso de la alimentación.

Resultado de imagen de mens sana corpore sano juvenal

En la consulta de nutrición se realiza la evaluación del estado nutricional y se trabaja con la educación nutricional, que consiste en explicar la correcta repartición de los nutrientes, cuáles son las raciones de cada alimento, cuánta actividad física hay que hacer, la importancia del agua, etc, siempre buscando alternativas fáciles de conseguir,  y recalcando los hábitos saludables.

El objetivo final es encontrar su identidad alimentaria y que se sienta a gusto con lo que come y con su cuerpo, sin existir peligro nutricional.